06 agosto 2009

pintor Antonio Muñoz Degrain


(Valencia, 1840 - Málaga, 1924) Inició sus estudios con Rafael Montesinos en la Academia de San Carlos de su ciudad natal aunque su familia hubiera preferido que estudiase arquitectura. En 1856 viajó a Roma, pero la dureza de las condiciones de vida en la capital italiana y su corta edad lo obligaron a regresar. Poco después pudo realizar el viaje en mejores condiciones gracias a una pensión concedida por la Diputación Provincial de Valencia.
De regreso a España, en 1879 logra la cátedra de pintura de la Escuela de Bellas Artes de Málaga, de la que pasa a la de Madrid en 1898 para sustituir a Carlos de Haes en la cátedra de paisaje.
En 1901 es nombrado director.
Fue también presidente del Círculo de Bellas Artes de Madrid, así como consejero del Ministerio de Instrucción Pública. Se le concedieron varias condecoraciones, entre ellas la Cruz de Carlos III (por el cuadro titulado: Isabel la Católica cede sus joyas para la empresa de Colón) y la Gran Cruz de Isabel la Católica. En 1913, con motivo de su jubilación, legó pinturas propias y de otros autores a los museos de Valencia y Málaga.
Pintor de carácter independiente, su obra se adentró por el camino del experimentalismo, deshaciendo el dibujo en aras de una pincelada corta y rápida, lo que da a las escenas un aspecto de iluminación muy particular. Participó en numerosas exposiciones nacionales e internacionales. De entre las primeras (once entre 1862 y 1892) destacaremos las de 1864, en la que obtuvo medalla de tercera clase por Vista del Valle de la Murta (Alcira); 1866, medalla de segunda clase por Paisaje de El Pardo al disiparse la niebla;
1871, en la que alcanzó de nuevo la medalla de segunda clase por La oración; 1881, medalla de primera clase por Otelo y Desdémona; 1884, de nuevo medalla de oro por Los amantes de Teruel, de grandes dimensiones, donde es evidente el recuerdo de la pintura veneciana del XVII, sobre todo en lo que al grupo central se refiere.

En 1910 recibió la medalla de honor por Las espigadoras de Jericó.

4 comentarios:

SEFA dijo...

No conocia a este pintor, pero los cuadros que nos enseñas me gustan, un abrazo.SEFA

Mar dijo...

sí, digamos que es el Gran desconocido (y mi preferido) porque parecen hechos de terciopelo. ¡Besos!

María Jesús Blasco dijo...

Magnifico pintor, orientalista, simbolista, único en su género y en su época. Cautivador. Gracias. Te sigo desde mi humilde y recién estrenado blog: http://artedemivida.blogspot.com/.

Mar dijo...

Gracias por seguirme. Como ves, este pintor es un fuera de serie. Paso a ver el blog que me indicas. Besos