17 julio 2009

pintor Bernardo Ferrandis


Bernardo Ferrándiz Badenes (1835–1885) nació en el Canyamelar, uno de los Pueblos Nuevos del Mar, en el Grao, el puerto de Valencia.

Es considerado uno de los pintores valencianos más importantes de su época, junto a Sorolla o Degrain.

Se inició en la pintura en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, como discípulo de Francisco Martínez. Sus creaciones evidencian su inclinación por los asuntos de género, cotidianos. En este sentido uno de sus cuadros más impactantes es El Viático dado a un mendigo moribundo, por el cual fue premiado por la Diputación de Valencia con un pensionado para continuar su formación fuera de España.

Viajó por África e Italia, más concretamente en Roma, y participó en varias exposiciones, obteniendo mención honorífica en la Exposición Nacional de 1860, recibió la segunda medalla de la Exposición de 1864 por su obra "Un alcalde de monterilla" y fue medalla de plata en la de Madrid, de 1866.

En 1876 se incorporó a la Academia de San Fernando en Madrid, donde asistió al taller de Madrazo. Había llegado a Málaga en 1868 tomando posesión de la cátedra de Colorido y Composición de la Escuela de Bellas Artes de San Telmo, tras unas duras oposiciones desarrolladas en Madrid, y permaneció formando parte de esta escuela malagueña hasta que en 1878 fue nombrado su Director. Fue amigo inseparable de Muñoz Degrain, al que atrajo a Málaga.

Estudió pintura también en París donde su educación artística culminaría bajo los consejos de Duret.

Sus retratos de Ciscar y Joan de Joanes se puede ver en el Palau de la Generalitat de Valencia. Los cuadros de Ferrándiz están ampliamente repartidos por España, Francia, Italia y coleccionistas particulares de otras naciones. Aunque la mayor parte de su producción se encuentra en el extranjero (Colección Goupil), hay trece obras suyas en el Museo de Málaga. Destacándose entre su producción obras como El charlatán político, y Salida de los picadores de la posada, entre otras.

Su más conocida pintura es "El Tribunal de les Aigües" (El Tribunal de las Aguas, de 1865), del que hay dos versiones, la primera se encuentra en el Museo de Burdeos y fue adquirida por Napoleón III, y el segundo se encuentra en Valencia.

Ferrándiz vivió 17 años en Málaga, hasta su muerte el 3 de mayo de 1886, donde había pintado el techo del Teatro Cervantes y donde existe un monumento en su honor en el Parque de Málaga.

No hay comentarios: